Somat Logo

Delicados y exigentes: cómo mantener a salvo tus vasos en el lavavajillas

Los vasos son las estrellas del rock del mundo del lavavajillas. Se podría pensar que son fáciles de limpiar, pero ocasionan tantos problemas que a veces uno se pregunta si tanta molestia merece la pena. Explicamos por qué el lavavajillas realmente es el mejor sitio para limpiar tus vasos, cómo evitar las manchas de corrosión y depósitos de cal utilizando algunos aditivos básicos y compartimos varios consejos específicos para cargar el lavavajillas que te ayudarán a evitar que se rompan los vasos.

Cómo evitar que tus vasos se rompan en el lavavajillas

Todos conocemos la sensación de debatirse entre lavar a mano una copa de vino bonita y delicada (porque nos preocupa que se rompa) y ponerla en el lavavajillas (porque sabemos que saldrá reluciente y más limpia de lo que nunca podría estar tras lavarla a mano). Un lavavajillas bien cuidado y el detergente correcto darán un mejor resultado pero ¿qué se puede hacer para minimizar el riesgo de que los vasos se rompan durante el lavado? He aquí algunos consejos y trucos muy útiles:

1. Al contrario de lo que muchos piensan, el motivo principal por el que el cristal se rompe en el lavavajillas no es que se sacuda. Los vasos no se sacuden, sino que simplemente se rocían con agua, lo cual no debería causarles daños si el lavavajillas está cargado correctamente. Una temperatura demasiado alta, no obstante, puede ser la culpable. Lava los vasos delicados en un ciclo específico de vasos, y si tu aparato no tiene uno, con un programa de baja temperatura.

2. Carga siempre los vasos delicados en la bandeja superior de tu lavavajillas. A esa altura, la temperatura es más baja y el rociado de agua es menos intenso. Si tienes que colocar jarrones o jarras de cristal de gran tamaño en la bandeja inferior, asegúrate de que queden colocados de una forma segura y usa un ciclo de baja temperatura.

3. Si tu lavavajillas tiene ranuras específicas para los pies de las copas de vino, utilízalas. Puede que se encuentren en la bandeja superior en el borde de un pequeño estante desplegable, donde normalmente se ponen los cubiertos de gran tamaño.

4. Si tus copas de vino son demasiado altas para colocarlas en vertical, averigua si puedes ajustar la altura de la bandeja superior. Generalmente pensamos solo en bajar la altura de la bandeja superior para que los platos de gran tamaño puedan caber en la bandeja inferior, pero también puedes desplazarla abajo para introducir copas de vino grandes.

5. Algunos lavavajillas cuentan con una cesta especial para copas de vino, otros fabricantes las ofrecen como un artículo extra que se puede adquirir por separado. También puedes comprar accesorios genéricos para tu lavavajillas específicamente diseñados para mantener a salvo las copas de vino en el lavavajillas. Están disponibles en forma de insertos, parecidos a la cesta para cubiertos, o de estabilizadores de silicona que se fijan a las puntas del lavavajillas y al pie de una copa de vino.

Cómo evitar las manchas de agua y depósitos de cal en los vasos

Las manchas de depósitos de cal en el cristal son señal de una alta dureza del agua. Lee nuestro artículo sobre cómo combatir el agua dura y los depósitos de cal para saber más. Usar pastillas multifunción como Somat Todo En 1 o Somat Oro, o geles multifunción como Somat Todo en 1 Gel o Somat Oro Gel con descalcificador de agua integrado protegerá tus vasos de los residuos blancos y las manchas de agua asociados a los depósitos de cal. No obstante, si tu agua tiene una dureza superior a 21° dH (grados alemanes de dureza) o si estás usando un detergente sin sal, necesitarás añadir sal tu lavavajillas. El abrillantador Somat garantizará que tus vasos salgan súper relucientes. Cuando hayas hecho esto, los problemas de depósitos de cal serán cosa del pasado. 

Filter by categories: