Somat Logo


Manchas de óxido en el lavavajillas

Lavavajillas

¿Has pensando alguna vez en limpiar el lavavajillas? No es una broma: limpiar los electrodomésticos no solo es necesario por razones de higiene, sino porque alarga su vida útil. Después de un largo tiempo de uso y del constante contacto con restos de comida, por la presión del agua, los cambios de temperatura y la humedad o incluso, a causa del estado de las tuberías, es habitual que aparezcan manchas de óxido en el lavajillas. Sigue leyendo para saber cómo eliminarlas.

¿Por qué hay óxido en mi lavavajillas?

Uno de los electrodomésticos que más usamos es el lavavajillas. Normalmente, lo ponemos en marcha una vez al día y, como consecuencia del uso y de la acumulación de comida, pueden aparecer malos olores o incluso óxido. Por eso es tan importante que le dediques tiempo a su limpieza, aunque con toda probabilidad no lo hagas con suficiente frecuencia.

El problema de la aparición de óxido en el lavavajillas es mayor en aquellos lugares en los que el agua tiene una gran cantidad de hierro; en estos casos, suele ser difícil evitar que comience la oxidación y puede ser que necesites la ayuda de especialistas para atacar el problema de raíz.

Otra posible fuente de aparición de óxido en el lavavajillas es que el revestimiento de plástico del cesto esté dañado, ya que esto puede ocasionar que salga óxido. En estos casos, la mejor opción es que sustituyas el cesto por uno nuevo.

Debes tener en cuenta que, si empiezan a aparecer manchas de óxido en tu lavavajillas, con toda seguridad este óxido acabe en tus platos o cubiertos. Normalmente, la cantidad es tan pequeña que es imperceptible a simple vista, pero si, al vaciar el lavavajillas, observas restos en los platos, no deberías comer de ellos sin antes volverlos a lavar. No obstante, es el propio lavavajillas el que más peligro corre con la aparición de óxido, pues, si este se acumula, puede llegar a obstruir los componentes del lavavajillas haciendo que deje de funcionar.

Quitar el óxido del lavavajillas

Para eliminar el óxido del lavavajillas, dispones tanto de opciones naturales como de productos específicos que te ayudarán a limpiar tu electrodoméstico:

  • El vinagre, tu gran aliado: el vinagre es un antiséptico natural que te ayudará a desengrasar, eliminar los malos olores y, por supuesto, acabar con el óxido. Puedes colocar un poco de vinagre rebajado con agua en un recipiente situado en la rejilla del lavavajillas (tiene que estar vacío) y ponlo a funcionar en un ciclo de lavado completo y a temperatura muy alta.
  • Utiliza un producto especial para quitar manchas de óxido del lavavajillas. Pero no olvides contactar a profesionales para que te ayuden a solucionar la raíz del problema.

Cómo evitar la reaparición de óxido en el lavavajillas

Recuerda que, para mantener el lavavajillas en perfecto estado, deberías limpiarlo por lo menos dos veces al año en profundidad. Además, puedes adoptar una pequeña rutina diaria que alargará en gran medida la vida de tu electrodoméstico:

  •  Enjuaga bien los platos para que, al meterlos en el lavavajillas, no contengan restos de comida; evitarás así que se atasque.
  • Mantén el filtro limpio utilizando un producto específico o en su defecto, vinagre.
  • Deja abierto el lavavajillas para que se ventile después del uso; evitarás la acumulación de humedad y la aparición de hongos.

Historias que te pueden gustar