Somat Logo


Mal olor en el lavavajillas

Lavavajillas

Si cada vez que abres el lavavajillas sientes que te estás asomando a una alcantarilla ha llegado el momento de que revises la máquina y descubras qué es lo que está produciendo el mal olor. De este modo, podrás combatirlo de manera eficaz.

Posibles causas del mal olor en el lavavajillas

  1. Acumulación de restos de comida. La causa más común es que se estén acumulando residuos de comida en la parte de abajo del electrodoméstico. Esto produce bacterias que ocasionan malos olores. Retira las bandejas y limpia tu lavavajillas a fondo con un producto específico. Para evitar que vuelva a suceder enjuaga los platos antes de meterlos dentro para lavar.
  2. Filtro sucio. Otra de las posibles causas del mal olor en el lavaplatos es que el filtro esté sucio. En él se acumula la suciedad que produce el mal olor y no permite que se limpien los platos correctamente. El filtro debe limpiarse cada tres meses y los conductos una vez a la semana.
  3. Drenaje taponado. Si la salida del agua sucia no funciona, se queda estancada dentro produciendo mal olor. Además, el agua sucia se mezcla con la limpia y la vajilla no se lava correctamente.
  4. Humedad. La humedad dentro del lavavajillas produce moho y este, a su vez, es el causante del mal olor. Procura dejar la puerta abierta después de su funcionamiento. Además, la humedad puede influir en el deterioro de las piezas.

¿Cómo quitar el mal olor del lavavajillas?

A veces no hace falta salir de casa. Con unas cáscaras de limón o un poco de vinagre podrás intentar acabar con el mal olor. Aunque si lo prefieres, siempre podrás optar por productos de limpieza pensados específicamente para combatir este problema.

Consejos caseros para quitar el mal olor en el lavavajillas

Estos son algunos trucos naturales para acabar con el mal olor en el lavaplatos:

Pieles de cítricos. Introduce la piel del cítrico (naranjas, limones, limas...) en el electrodoméstico. La piel entera de cualquier cítrico se utiliza para mejorar el olor en cualquier espacio. Puedes meterla en una bolsa y depositarla en el compartimento de los cubiertos.

Hay quien las cuece antes de colgarlas dentro del lavavajillas, aunque teniendo en cuenta la temperatura que alcanzará una vez esté dentro y funcionando, no parece necesario. Pero como todo, a gusto del consumidor.

Bicarbonato sódico. El bicarbonato sirve para neutralizar olores. Espolvoréalo en la parte inferior del lavavajillas.

Nota: No importa que el lavavajillas esté cargado o no. El bicarbonato no dañará tu vajilla.

Taza de vinagre. El vinagre es un conocido remedio casero que permite desinfectar y dar brillo al interior de tu máquina.

Productos específicos para quitar el olor del lavavajillas

Somat Limpia Máquinas Intensivo. Este producto, que se recomienda usar cada tres meses, limpia el lavavajillas en profundidad. Además de servir como antigrasa y antical, con su acción anti-olor podrás combatir el olor del lavavajillas.

Somat limpia máquinas. También sirve para combatir la suciedad, la cal y los malos olores, entre otros principios de acción. Quitar el mal olor del lavaplatos con este producto es posible.

Somat Deo-Duo Perls. Pensado para su uso en cada lavado, esta tecnología servirá para anular los malos olores y aportar frescor a tu lavavajillas, dejando un agradable olor a limón y naranja.

Historias que te pueden gustar