Somat Logo


Limpiar el lavavajillas con vinagre

Lavavajillas

Es domingo por la mañana y, después de un copioso desayuno, te dispones a recoger los platos antes de salir de casa, pero abres la puerta del lavavajillas tranquilamente y te sorprende un desagradable olor. Ha llegado la hora de ponerse manos a la obra: tu electrodoméstico está pidiendo un baño a gritos. Si tienes a mano vinagre, unos guantes y un pequeño cepillo, cuentas con las herramientas necesarias para acabar con los restos de comida que están causando esos malos olores. ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste tu lavaplatos? Aunque parezca mentira, el lavavajillas también necesita una limpieza de vez en cuando, pues con el uso se acumulan restos de comida en el filtro que generan malos olores y bacterias. No te agobies porque acabar con esto es mucho más fácil de lo que parece; te contamos todos los secretos sobre cómo limpiar el lavavajillas con vinagre.

¿Funciona limpiar el lavavajillas con vinagre?

El vinagre es un producto sorprendente, sirve para tantas cosas que no podemos pararnos a comentarlas todas. No obstante, una de sus principales propiedades es que es un gran producto de limpieza gracias a las propiedades antimicrobianas que le aporta el ácido acético, uno de sus componentes. Además, te puede ayudar a dejar brillantes diferentes tipos de superficies y, si lo mezclas con agua y bicarbonato de sodio a partes iguales, eliminarás restos de cal de grifos, mamparas y duchas con solo dejarlo reposar durante media hora y frotando con una esponja antes de aclarar con agua. Todo esto con la ventaja de que su fuerte olor desaparece rápidamente, ofreciendo unos resultados de limpieza profesional.

Cómo limpiar el lavavajillas con vinagre

Ya te explicamos en otros artículos algunos trucos que te permitirán alargar la vida útil de tus electrodomésticos y, si has tenido tiempo de ponerlos en práctica, habrás visto los magníficos resultados que se pueden conseguir con muy poco esfuerzo.

Limpiar el lavavajillas de vez en cuando te permitirá disfrutar de una limpieza más duradera y eficaz de este electrodoméstico de uso diario. Para conseguirlo, solo tienes que abrir la despensa y coger el vinagre, ese producto que normalmente utilizas para aderezar tus ensaladas y que se convertirá en tu mejor aliado para combatir las bacterias del lavavajillas y conseguir un brillo que lo haga parecer nuevo.

Antes de proceder a limpiar el lavavajillas con vinagre, es recomendable que sigas los pasos que te comentamos a continuación:

  1. Limpia en profundidad la zona de la puerta donde habitualmente se acumula suciedad, no te olvides de hacerlo también dentro de la goma de sellado y en aquellos recovecos que no se ven porque quedan ocultos cuando la puerta está cerrada.
  2. Retira el filtro, déjalo alrededor de media hora en remojo con agua caliente y vinagre blanco. Después, con mucho cuidado, cepíllalo con una esponja o cepillo de dientes viejo y vuelve a colocarlo en su sitio, retirando previamente posibles restos de comida que se hayan quedado acumulados en la zona.
  3. Enciende el lavavajillas en un programa que te permita poner la temperatura más alta posible y déjalo funcionar durante 12 minutos aproximadamente sin añadir ningún producto de limpieza. El motivo por el que se recomienda esperar antes de poner el vinagre es que, durante los primeros 12 minutos, los programas de lavado se limitan a expulsar agua y esto supone que el vinagre se va por el desagüe y lo perderíamos.

Una vez hecho esto, el lavavajillas ya está listo para que el vinagre penetre en todos lados y pueda desplegar toda su potencia antimicrobiana. Coge un recipiente y llénalo de vinagre, colócalo dentro del lavaplatos y deja que el programa de lavado que has seleccionado continúe. Si quieres conseguir mejores resultados, puedes verter vinagre por todo el interior del lavavajillas y cuando esté bien empapado de producto, frota con una esponja concienzudamente en todas sus esquinas.

Si quieres alargar la vida útil de tu lavavajillas, te recomendamos que sigas estos pasos por lo menos dos veces al año. Cuidando de tu electrodoméstico con sencillos trucos podrás decirle adiós a los malos olores y a las bacterias.

Historias que te pueden gustar