Somat Logo


¿Lavavajillas atascado? ¡Que no cunda el pánico!

Lavavajillas

Con el paso del tiempo y el uso continuado, los lavavajillas pueden atascarse o dejar de funcionar como deberían. Cuando esto ocurre, el agua del lavado no drena bien, por lo que aparecerá un mensaje de error en la pantalla o el lavavajillas dejará de funcionar. Te proponemos algunas soluciones para desatascar el lavavajillas sin necesidad de llamar a un especialista.

Posibles causas del atasco del lavavajillas

¿Tu lavavajillas está atascado? Que no cunda el pánico, todo tiene solución. Antes de ponernos manos a la obra, es conveniente saber qué ha causado el atasco. Suele haber varios motivos principales:

  •  La manguera del desagüe se ha doblado. A veces, si movemos el lavavajillas para hacer limpieza o cambiarlo de lugar, se puede doblar sin querer la manguera del desagüe. Podemos comprobar si está doblada y colocarla con cuidado en su lugar.
  • Restos de comida. Si no aclaramos los platos antes de meterlos en el lavavajillas, se van quedando restos acumulados con el tiempo y pueden causar un grave atasco.
  • Suciedad en el tubo de desagüe. Cada cierto tiempo deberíamos limpiar el tubo de desagüe. Si vemos que salen burbujas por el fregadero mientras el lavavajillas está en funcionamiento, es probable que esta sea la causa.
  • Acumulación de cal. Si el agua corriente contiene un alto nivel de cal y no se elimina de vez en cuando, puede acumularse y causar atascos en el lavavajillas. Para mantener tu lavavajillas libre de cal, puedes utilizar unas pastillas limpia máquinas , que se puede utilizar durante el lavado de los platos.
  • Colocación incorrecta del menaje de cocina. Al colocar los utensilios en el lavavajillas, tenemos que prestar atención a la forma en que los colocamos. Es importante que las aspas no choquen con ningún elemento y no llenar demasiado los compartimentos del lavaplatos.

Cómo desatascar el lavavajillas: diferentes técnicas

Si has descubierto la causa del atasco, es hora de ponerte manos a la obra. Prueba estas tres eficaces formas de desatascar el lavavajillas.

  • Vinagre con bicarbonato. Estos dos productos son clave para eliminar la suciedad y los atascos de cualquier parte del hogar. Aplica en un recipiente un cuarto de bicarbonato y tres cuartos de vinagre. Desconecta el lavavajillas y abre la tapa del desagüe. Revisa el filtro y retira los restos de suciedad que pueda haber. Abre la tapa del desagüe y vierte la mezcla de vinagre y bicarbonato. Deja actuar durante 15 o 20 minutos y vierte agua caliente: si el agua corre sin problemas, ¡habrás terminado con el atasco! Si todavía cuesta que corra el agua con normalidad, repite el proceso. Después de desatascar el lavavajillas, límpialo a fondo con un producto adecuado, como el gel anti-grasa Somat ORO. ¡Tu lavaplatos quedará brillante como el primer día!
  •  Productos químicos desatascadores. Este tipo de productos están diseñados especialmente para desatascar tuberías y desagües. Aunque suelen ser muy eficaces, se recomienda no utilizarlos muy a menudo, ya que pueden dañar las tuberías a largo plazo. Para utilizarlos, sigue las instrucciones que se especifican en el producto que elijas.
  • Desatasco de forma manual. Si las opciones anteriores no funcionan, puedes intentar realizar un desatasco manual. Con el lavavajillas desenchufado, busca la manguera de drenaje y desenróscala con ayuda de unas pinzas. Elimina toda la suciedad y restos que haya. Si notas que la manguera de drenaje está muy deteriorada, será conveniente cambiarla por una nueva. Conecta de nuevo la manguera y pon a funcionar el lavavajillas para comprobar si funciona correctamente. Si todavía hay atasco, recomendamos que llames a un profesional.

Esperamos que esta pequeña guía te sirva para desatascar tu lavavajillas. Consulta otros útiles artículos de nuestra web para mantener tu lavavajillas limpio y prevenir atascos futuros.