Somat Logo


El lavavajillas no limpia bien: qué puedes hacer

Lavavajillas

Es lunes por la tarde y vuelves agotado del trabajo, pero antes de echarte a disfrutar de un merecido descanso en el sofá te dispones a dejar la casa recogida. Vas a la cocina a vaciar el lavavajillas que tranquilamente dejaste funcionando por la mañana, abres la puerta y ¡horror! las cosas no están limpias. No temas porque seguramente no esté estropeado, lo que necesita es una buena limpieza y que sigas una serie de pasos para conseguir sacarle el máximo rendimiento. Si quieres evitar posibles problemas con el lavavajillas, alargar su vida útil y explotarlo al máximo, sigue leyendo porque lo que vamos a contarte te sorprenderá.

¿El lavavajillas no funciona como antes? Esto es lo que estás haciendo mal

Al igual que casi todos los electrodomésticos que tienes en casa, hay una serie de reglas que debes cumplir para sacarle el máximo rendimiento a tu lavavajillas. Estamos convencidos de que no cumples con muchas de las recomendaciones y esto, aunque aún no afecte a su funcionamiento, a la larga se traduce siempre en la aparición de problemas con el lavavajillas. Así que toma nota si quieres librarte de averías o combatir un lavavajillas que no lava bien del todo:

  1. La primera regla y la más básica es que siempre tienes que enjuagar la vajilla antes de meterla en el lavaplatos. No hace falta que malgastes agua, si lo haces justo después del uso puedes pasar un poco de papel de cocina para eliminar los restos de comida y evitar que se resequen mientras esperas a que el electrodoméstico se llene.
  2. Muchas veces metemos la vajilla de cualquier manera, sin tener en cuenta que existe un compartimento adecuado para cada pieza; solo si colocas todo donde es debido obtendrás los resultados que buscas. Coloca los cubiertos de forma que el mango quede dentro de la cesta y lo demás fuera (si son cuchillos muy afilados ponlos al revés, es mejor evitar posibles accidentes) así el chorro de agua entrará en contacto directo con las partes que tienen contacto con la comida. No apelotones la vajilla, cada plato debe ir en un hueco y siempre mirando hacia dentro. Los cuencos, vasos y los utensilios grandes como cucharones o espumaderas van en la parte de arriba.
  3. La elección de un buen producto para el lavavajillas es fundamental y para las manos inexpertas el detergente en cápsulas o en pastillas es la solución perfecta, ya que no solo lleva jabón sino incluye abrillantador y sal. Independientemente del producto que uses colócalo siempre en el compartimento específico.
  4. Después del uso espera siempre entre 20 y 30 minutos antes de abrir el lavavajillas. Así podrás evitar la aparición de moho (y su desagradable olor) como consecuencia de la humedad. Como te comentamos en un artículo anterior, el vinagre puede ser tu mejor aliado.

El lavavajillas no funciona bien: una limpieza en profundidad hará milagros

Al margen del ya mencionado truco del vinagre, puedes recurrir a una limpieza en profundidad del lavaplatos para conseguir que tus platos y, en definitiva, el conjunto de tu vajilla vuelva a tener un acabado perfecto gracias a un funcionamiento óptimo de tu electrodoméstico.

Si tu lavavajillas no lava bien ponte manos a la obra porque es una señal inequívoca de que necesita una limpieza en profundidad. Con el lavavajillas vacío haz lo siguiente:

  1. ¿Ves las aspas? Quita tanto las de arriba como las de abajo con cuidado para que no se rompan. Llévalas a la bañera y con el agua a presión del grifo quita todos los restos de comida que estén fijados en ellas. Una vez que estén limpias, vuelve a ponerlas en su sitio.
  2. Los filtros del lavavajillas tienden a acumular restos de comida aún, cuando tienes por costumbre enjuagar los platos antes de meterlos. Por eso, el siguiente paso que debes hacer es sacar los filtros. Ayudándote de agua templada y una esponja elimina la suciedad. Cuando termines, vuelve a colocarlos en su sitio.

Con estos pasos y el truco del vinagre, no solo conseguirás que tu lavavajillas parezca nuevo, sino que además evitarás posibles problemas con el lavavajillas y funcionará como el primer día que lo pusiste en marcha.