Somat Logo

Pollo al sésamo con verduras

Ingredientes
Raciones: 4

  • 600 g de pechugas de pollo (sin piel y sin hueso) 
  • 20 g de jengibre 
  • 3 dientes de ajo 
  • 1 chile 
  • 2 limas (jugo) 
  • 7 cucharadas de salsa de soja 
  • 4 cucharadas de miel 
  • 4 cucharaditas de semillas de sésamo (divididas) 
  • 4 zanahorias 
  • 3 pimientos (amarillo, rojo o verde)
  • 1 cabeza de brócoli 
  • 150 g de champiñón común 
  • 5 cebolletas 
  • 2 cucharaditas de aceite vegetal 
  • cilantro para servir

Utensilios: horno, rallador, tabla de cortar, cuchillo, recipiente pequeño, pelador, recipiente grande, placa para horno

Precalienta el horno a 200 °C/390 °F. Pela y ralla fino el jengibre. Pica el ajo y el chile. Coloca el jengibre, el ajo y el chile en un recipiente pequeño. Añade jugo de lima, salsa de soja, miel y la mitad de las semillas de sésamo. Mézclalo bien y reserva.

Vacía el centro de los pimientos y córtalos en trozos pequeños. Lava el brócoli y corta los arbolitos. Quita los tallos de los champiñones y córtalos en cuartos. Pela y corta las zanahorias en trozos pequeños. Pica la parte blanca de las cebolletas y corta la parte verde en pequeños anillos. Reserva. En un recipiente grande, coloca los pimientos, el brócoli, las zanahorias y la parte blanca de las cebolletas. Corta las pechugas de pollo en tiras y reserva.

Vuelca la mitad de la salsa sobre las verduras y mezcla bien. Condimenta con sal y pimienta. Engrasa una placa para horno con aceite vegetal y coloca las verduras sobre ella. Hornea a 200 °C/390 °F durante 15 minutos.

Saca la placa del horno. Vuelca el resto de la salsa sobre el pollo y coloca las tiras de pollo en la placa con las verduras. Hornea a 200 °C/390 °F durante unos 10 minutos o hasta que el pollo esté cocinado. Por encima, esparce aros de cebolleta, el resto de las semillas de sésamo y cilantro. ¡A disfrutar!

¿Te preocupa el desastre que se forma después de cocinar? ¡No te preocupes!

Una vez hayas disfrutado de tus #momentosjuntos, no tienes por qué preocuparte de los platos sucios. Somat limpia hasta la suciedad más difícil de eliminar, como la grasa y la suciedad incrustada, para que tus platos enseguida vuelvan a estar perfectamente limpios.