Somat Logo

Gofres de arándanos azules

Ingredientes
Raciones: 4

  • 140 g de harina para múltiples usos
  • 200 ml de nata
  • 2 yemas de huevo
  • 30 g de mantequilla
  • 1 grano de vainilla (dividido)
  • 2 claras de huevo
  • 160 g de azúcar (dividido)
  • 1 limón (zumo y ralladura)
  • ½ naranja (zumo y ralladura)
  • 150 g de arándanos azules (congelados)
  • 250 g de arándanos azules (frescos)
  • sal
  • mantequilla para engrasar, azúcar glas para decorar

Utensilios: batidora de pedestal o batidora manual con varillas, rallador fino, recipiente grande, espátula, cacerola grande, gofrera

Ralla la cáscara del limón y la naranja y deja a un lado. En una batidora de pedestal, añade la harina, la nata, las yemas de huevo, la mantequilla, parte del grano de vainilla, parte de la ralladura de limón y una pizca de sal. Bate hasta que se forme una masa de textura suave y uniforme. Pasa a un recipiente y deja a un lado.

Añade las claras de huevo y parte del azúcar a la batidora de pedestal con un nuevo recipiente y bate a punto de nieve.

En un recipiente grande, incorpora las claras de huevo y el azúcar en el resto de la masa.

Para la salsa de arándanos azules, carameliza el resto del azúcar en una cacerola grande a fuego medio-bajo durante aprox. 3 - 5 minutos, sin dejar de remover. Desglasa con el zumo de limón y naranja. A continuación, añade los arándanos azules congelados, el resto de la vaina de vainilla y la ralladura de limón y naranja y sigue cocinando durante aprox. 5 - 7 minutos hasta que la salsa espese.

Añade los arándanos azules frescos a la sartén y sigue cocinando durante otros 1 - 2 minutos.

Precalienta la gofrera y engrásala con un poco de mantequilla. Vierte un poco de la masa en la gofrera y cocina durante aprox. 3 - 4 minutos o hasta que se dore. Sirve directamente con la salsa de arándanos. Decora con azúcar glas, si lo deseas.

¿Te preocupa el desastre que se forma después de cocinar? ¡No te preocupes!

Una vez hayas disfrutado de tus #momentosjuntos, no tienes por qué preocuparte de los platos sucios. Somat limpia hasta la suciedad más difícil de eliminar, como la grasa y la suciedad incrustada, para que tus platos vuelvan a estar perfectamente limpios enseguida.