Somat Logo

Alitas de pollo barbacoa

Ingredientes
Raciones: 4

  • 1 diente ajo fresco
  • 2½ limas (divididas)
  • 1 pimiento
  • 20 g cilantro (dividido)
  • 500 g alitas de pollo
  • 6 cucharadas aceite de oliva
  • 200 ml salsa barbacoa
  • 200 ml nata agria
  • sal
  • pimienta
  • azúcar
  • pimentón

Utensilios
rallador de limón, exprimidor de cítricos, horno, tabla de cortar, cuchillo, pinzas, bolsa para congelar, bandeja de horno, papel vegetal, recipiente pequeño

Paso 1/6

1 diente de ajo fresco - 2 limas - 1 pimiento - 20 g de cilantro

rallador de limón - exprimidor de cítricos - horno - tabla de cortar - cuchillo

Precalienta el horno a 180 °C /350 °F. Aplasta el ajo y retira el tallo verde. Ralla las limas y exprímelas. Pica finamente el ajo, el pimiento y el cilantro.

Paso 2/6

500 g de alitas de pollo - sal – pimienta

pinzas

Condimenta el pollo con sal y pimienta.

Paso 3/6

5 cucharadas de aceite de oliva - 200 ml de salsa barbacoa - sal - pimienta - azúcar – pimentón

bolsa para congelar

En una bolsa para congelar grande, mezcla el ajo, el pimiento, el zumo de lima, la ralladura de lima, la mitad del cilantro, el aceite de oliva y la salsa barbacoa con el pollo hasta que queden bien mezclados. Condimenta con sal, pimienta, azúcar y pimentón.

Paso 4/6

bandeja de horno - horno - papel vegetal

Retira las alitas de pollo de la bolsa para congelar y agítalas para eliminar cualquier exceso de líquido. Reparte las alitas de pollo sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y hornea durante aprox. 25-30 minutos a 180 °C /350 °F hasta que estén doradas. Da la vuelta a las alitas a la mitad del tiempo de horneado.

Paso 5/6

½ lima - 200 ml de nata agria - 1 cucharada de aceite de oliva - sal - pimienta – azúcar

exprimidor de cítricos - recipiente pequeño

Exprime la lima. En un recipiente pequeño, mezcla la nata agria, el cilantro restante, el zumo de lima, la sal, la pimienta, el azúcar y el aceite de oliva.

Paso 6/6

Sírvela como una salsa fría para acompañar las alitas de pollo.

¿Te preocupa el caos que se forma después de cocinar? ¡No te preocupes!

Una vez hayas disfrutado de tus #momentosjuntos, no tienes por qué preocuparte de los platos sucios.
Somat limpia hasta la suciedad más difícil de eliminar, como la grasa y la suciedad incrustada, para que tus platos enseguida vuelvan a estar perfectamente limpios.